Brunch – una tendencia en auge

El brunch es un fenómeno que ha aparecido con más frecuencia en los últimos años. Sin embargo, la palabra apareció por primera vez a los finales de 1800 en Inglaterra. Es una palabra cuya definición muchos desconocen pero no es difícil comprender su significado. Brunch es un conjunto de las palabras breakfast y lunch porque se aplica cuando es demasiado tarde para desayunar pero demasiado pronto para almorzar.

Hoy en día se suele asociar el brunch con ocasiones especiales o días festivos. Normalmente la gente se come el brunch entre las 11:00 h y las 15:00 h y es una buena manera de encontrase con personas que no has visto por mucho tiempo.

Los ingredientes esenciales para un brunch son: huevos, pan, aguacate, zumos, mimosas, panqueques, gofres, café, postres, cruasanes y fruta.

 

Muchos restaurantes actualmente han adaptado el brunch en sus menús y eso atrae a mucha gente porque los platos del menú de brunch son diferentes a los del menú de desayuno. Aquí hay algunos ejemplos de mis platos favoritos para un brunch sabroso:

Pan tostado con aguacate

Un plato delicioso, con mucha proteína. Es aún más delicioso con un toque de limón y pimienta.

 

Huevos florentinos

Este plato es perfecto si amas los huevos. Normalmente, se sirven sobre un panecillo (muffin inglés) con espinaca y una salsa holandesa. Si se prefiere comer un poco de carne en la mañana, podrías remplazar la espinaca por jamón para hacer unos huevos a la benedictina.

        

 

Panqueques

Estos son una buena idea para cualquier día porque se puede añadir lo que quieras. Algunos ingredientes que puedes añadir a tus panqueques son sirope de arce, Nutella o fresas con nata.

Tostada francesa –

Algo que lleva tiempo pero muy delicioso. Estas tostadas están sumergidas en un baño de huevos, leche y mucha canela. Lo mejor después de haberlas cocinado es salpicar el sirope de arce. Aquí tienes un plato dulce y apetitoso.

 

Huevos Revueltos –

Estos huevos son unos de mis favoritos porque aunque parezcan fáciles de cocinar, se debe tener cuidado. El secreto aquí, como me dijo mi novio, es no batir los huevos antes de ponerlos en la sartén. Una vez en la sartén, lo único que se tiene que hacer es mezclar los huevos hasta que se empiecen a cocer y después quitarlos del fuego durante 30 segundos y repetir hasta que estén listos. Añada un poco de crema fresca y ¡listos para comer!

Entonces, si te levantas un poco tarde y no tienes tiempo para desayunar, ¡te puedes hacer un brunch con todas las cosas que te gustan! El brunch normalmente es sano, especialmente si se escogen unos huevos y un zumo de naranja. ¡Que aproveche!


Isabella Mia Panayiotou

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4 
Fuente de la imagen 5
Fuente de la imagen 6
Fuente de la imagen 7 
Fuente de la imagen 8 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *