Los beneficios de la comida picante

Está universalmente reconocido que la comida picante nos ayuda a mejorar la calidad de nuestras vidas y nos puede ayudar a luchar contra algunas enfermedades.

Las moléculas responsables del sabor picante están presentes en varios alimentos.

Según un estudio publicado en The British Medical Journal y conducido por la Chinese Academy of Medical Sciences, comer regularmente comida picante reduce el riesgo de fallecer por enfermedades específicas como cáncer, cardiopatía isquémica y enfermedades respiratorias, especialmente por lo que respecta a las mujeres.

Científicamente no es posible circunscribir toda la comida picante dentro de un único grupo de alimentos.  En este artículo explicaremos las características y los principales beneficios de dos clásicos del picante: la pimienta y el chile.

 

PIMIENTA

 

 

El principio activo que permite  obtener el picor en la pimienta es la piperina, una sustancia muy estimulante a nivel gástrico

e irritante si se consume de manera excesiva.  El término pimienta viene del sánscrito y significa baya. La pimienta es diurética, adelgazante, trata los problemas gastrointestinales y las infecciones. La planta madre de la pimienta es un árbol de origen tropical, el cual saca sus frutos que llegan a ser rojos en su punto de mayor madurez, mientras que la baya es aun verde, se  pone a secar y se convierte en la clásica pimienta negra que todos conocemos. La pimienta tiene funciones antisépticas que ayudan contra los problemas de la respiración. Según la medicina ayurvédica (arte curativa india) la pimienta es uno de los mejores remedios para el agotamiento psicofísico.

 

CHILE

 

 

El picor del chile se debe al alcaloide capsaicina, que si se consume en exceso puede provocar dolor e inflamación. El chile nace de las plantas de capsicum. Las primeras cultivaciones resalen a más de hace 6000 años en Suramérica. En 1493, Cristóbal Colón importó los primeros ejemplares después de su segundo viaje a América. El chile es un vasodilatador natural: estimula la circulación de la sangre y previene diferentes patologías cardiovasculares. Además, es analgésico, antiinflamatorio y antioxidante. El chile es muy conocido también para tener virtudes afrodisíacas: aumenta la sensibilidad de las terminaciones nerviosas porque el latido del corazón libera endorfinas en el cuerpo. Hay muchas variedades de chile con diferentes grados de picor. Los diferentes grados de picor son mesurables a través de la escala  Scoville.

 

Marina Furlan


Imagen de copertina
Imagen 1
Imagen 2

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *