Educación infantil: Método Montessori

El método Montessori es un sistema educativo desarrollado por Maria Montessori, la cual fue educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, devota católica, feminista y humanista italiana. Nacida el 31 agosto de 1870 en la provincia de Ancona, Italia, de una familia burguesa católica, fue la primera mujer italiana en graduarse como doctora en medicina. Sin embargo, la principal razón de su popularidad internacional se debe a la ideación de un sistema educativo que se basa en la independencia, la capacidad y la libertad de elegir su propia formación por parte del niño. Maria Montessori desarrolló este sistema a partir del 1897, en aquella época la educación infantil era muy estricta y diferente a la de hoy en día. Los niños tenían que estar sentados e inmóviles por muchas horas sin ninguna posibilidad de movimiento y la enseñanza era impartida de manera rígida y muy diferente con respecto a la educación de hoy en día. El método Montessori evidencia un enfoque neuro-pedagógico y se puede practicar en el colegio y en casa.

 

 

Con este método los niños y los adultos se empeñan en la construcción del propio carácter respecto a sus interacciones con los diferentes ambientes. Todo en la educación del niño tiene que derivar de su espontaneo interés, desarrollando de esta manera un proceso de autoeducación y de autocontrol. La idea fundamental es que el niño es libre de explorar el mundo, su curiosidad es el verdadero método de su propio recorrido de conocimiento.

 

 

Los colegios eran llamados por Maria Montessori como «casas de los niños» ,  para identificar estos lugares como algo mas similar al ambiente de vida natural del niño, eran y son organizados para suscitar interés por parte de los niños y satisfacer sus deseos y necesidades de movimiento, descubrimiento, elaboración autónoma.

 

El Método Montessori funciona organizado en clases de edad mixta por grupos de edad (0-3 años, 3-6 años, 6-12 años, 12-18 años). Las clases están divididas en bloques de horarios largos y sin pausas para no bloquear el flujo de la concentración de los alumnos. La organización de las clases favorece el conocimiento por descubrimientos y por construcción de los conocimientos. El material didáctico es especializado, enfocado en el  descubrimiento, en el uso refinado de los sentidos, en la autocorrección.

 

 

A día de hoy existen más o menos 60.000 escuelas montessorianas a nivel internacional. Por ejemplo, en los Paises Bajos casi un tercio de las escuelas públicas son a dirección montessoriana. Basta pensar que la familia real inglesa ya hace dos generaciones que educa sus futuros reyes y príncipes según el método Montessori, el Príncipe George va a clase en un instituto Montessori en Norfolk, Inglaterra, como lo hicieron su padre William y su tío Harry. Sin embargo, las escuelas Montessori no son solo para reyes y príncipes sino también para brillantes emprendedores y literarios. Esta es la que el Wall Street journal definió como la «Montessori Mafia»: los fundadores de Google, Microsoft, Wikipedia, el premio nobel por la literatura Gabriel García Márquez y muchos más.

Las ideas de Maria Montessori demostraron más de una vez su eficiencia en todo el mundo.

Marina Furlan

 

 


Imagen de copertina

Imagen1

Imagen2

Imagen3

Imagen4

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *