Los beneficios de la natación

Beneficios de la natación: cuenta como cardio y como ejercicio de musculación

En natación, si no te mueves constantemente, te ahogas. Además, el agua es 800 veces más densa que el aire, por lo que tus músculos están en constante resistencia. Por fin, no tendrás que decidir entre hacer cardio o musculatura (sugerimos este entrenamiento para cualquier nivel).

Beneficios de la natación: es más suave que otros deportes

Tiene un impacto muy bajo, por tanto es un deporte ideal para atletas lesionados que necesitan tomárselo con calma. Pero puede dar mejores resultados: puedes nadar con una intensidad mayor durante un periodo regular sin sentirte cansado y desgastado. Puedes entrenar muy duro un día y volver a la piscina al día siguiente. También, nadar es una manera buena de quemar calorías sin un gran esfuerzo en el cuerpo.

Beneficios de la natación: es buena para los pulmones

Cuando tienes la cabeza debajo del agua, el oxígeno es primordial. Por eso, el cuerpo se adapta y utiliza el oxígeno de forma más eficiente. Además, aprende a coger aire más fresco y expulsar más dióxido de carbono con cada respiración. Un estudio realizado por el Indian Journal of Physiology and Pharmacology descubrió que los nadadores tienen un volumen corriente mejor (la cantidad de aire que entra y sale de los pulmones con una respiración relajada) que los corredores. Esto quiere decir que tendrán un pulso más bajo en reposo, una menor presión sanguínea y, como se explica a continuación, más facilidad para correr.

Beneficios de la natación: correr mejor

Mejorando la capacidad de respirar y de utilizar el oxígeno, la natación también ayuda mucho a mejorar la resistencia. Son buenas noticias si estás pensando en hacer la maratón este año. También ayuda a correr más rápido, kilómetro tras kilómetro, sin acabar agotado. Los estudios demuestran que los nadadores que controlaban la respiración (con dos bocanadas de aire por largo) mejoraron su rendimiento corriendo en un 6% después de 12 sesiones de natación. Además de los beneficios de la respiración, la natación fortalece los glúteos y las piernas, el corazón y los hombros, partes del cuerpo necesarias para mejorar la técnica de correr.

 

 

Cualquiera puede nadar

Tanto si estás recuperándote de una lesión, como si eres madre primeriza o un atleta de triatlón, la natación puede ser un buen entrenamiento (siempre que sepas nadar). Puedes controlar el ritmo, la intensidad y lo que quieres obtener de cada sesión.

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *