Cómo Mantener El Hígado Sano

El hígado, el segundo órgano más grande del cuerpo, lleva a cabo más de quinientas tareas diferentes y es uno de los órganos mas importantes, por eso siempre debes mantenerlo sano. Los procesos digestivos y de desintoxicación son muy importantes, es decir, limpiar la sangre. El hígado es capaz de filtrar un litro de sangre por minuto cuando se encuentra en un estado óptimo, pero debido a las malas prácticas, normalmente no se encuentra en buen estado. Durante esta filtración, el hígado limpia la sangre de sustancias como hormonas, drogas, medicamentos, sustancias químicas, gérmenes y toxinas; muchas de ellas relacionadas con el metabolismo de los nutrientes que contienen los alimentos que consumimos.

 

El hígado juega un papel esencial en el metabolismo y nos protege de sustancias perjudiciales. Además de esto, en él se almacenan reservas energéticas, reservas de hierro y muchas otras, indispensables para vivir.

El alcohol, el cual consumimos habitualmente, daña el hígado y su funcionalidad; es decir, una gran cantidad de alcohol con frecuencia hace que el hígado no funcione bien y por lo tanto, es dañino, ya que nuestro hígado no puede destruirlo.

De vez en cuando es vital ayudar al hígado. Son tantas las tareas y tan complejas, que este puede tener problemas en su correcto funcionamiento y también se pueden adquirir enfermedades infecciosas, como la enfermedad hepática. Con esta enfermedad serás más susceptible a otras enfermedades y es probable que mueras.

Te damos unos consejos para tener un hígado sano:

  • Sigue una dieta sana, equilibrada y variada (intenta evitar la comida rápida, la carne procesada, y come mucha fruta y verdura).
  • Incluye en tu alimentación fuentes de fibra.
  • No consumas ningún medicamento que no haya sido recetado por un médico.
  • ¡No consumas drogas!
  • ¡Limita el consumo de alcohol!
  • ¡Deje de fumar!
  • Cuida tu peso corporal, tanto la obesidad como la desnutrición extrema producen alteraciones en el tejido hepático.
  • Cuida tu salud; es decir, controla la glucosa,el colesterol y los triglicéridos.
  • Ingiere alimentos preparados de forma higiénica.
  • Realiza ejercicio
  • Utiliza un preservativo cuando practiques sexo.
  • Evita el contacto con la sangre y los líquidos corporales de otras personas. Los virus de la hepatitis pueden propagarse por medio de agujas o una limpieza inadecuada de sangre o fluidos corporales.

 

Fuente de Imagen 1
Fuente de Imagen 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *