La importancia de la hidratación ¿qué hay que beber para hidratarse?

¿Por qué es importante hidratarse?

Tu cuerpo depende del agua para sobrevivir, se deben consumir dos litros al día para estar saludable. Cada célula y órgano de tu cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. El agua también es imprescindible para el cerebro, hay que beber agua todos los días para tener una mente y cuerpo saludables. Por ejemplo, el agua es necesaria para mantener la temperatura corporal, eliminar los desechos y lubricar las articulaciones. Además cuando practiques deporte es importante que proporciones al cuerpo la cantidad necesaria de agua.

Nuestros cuerpos están compuestos de agua en un 60%, por lo tanto el sistema depende de ella. El agua es importante para tener la piel, el pelo y las uñas sanas. Además de ayudar a controlar la temperatura, el agua regula el ritmo cardiaco y la presión sanguínea.

 

¿Cuáles son los síntomas de la deshidratación?  

¿Cómo sé si estoy deshidratado? Aquí tienes una lista de los síntomas de la deshidratación – si padeces algunos de estos, necesitas beber más agua o tomar medidas para combatirla.

  • Dolor de cabeza (la principal razón de la deshidratación)
  • Sed extrema
  • Poca o ninguna orina; orina más oscura de lo normal (debería ser casi transparente)
  • Boca seca
  • Fatiga
  • Confusión
  • Enfermedad (la gripe normalmente causa deshidratación, el cuerpo puede que necesite más agua de lo normal para recuperarse)

Una persona que hace deporte de forma regular tiene un mayor riesgo de deshidratarse – debes beber mucha agua para prevenirlo.

Situaciones en las que necesitas aumentar la cantidad de agua:

  • Si padeces ciertas condiciones médicas, como cálculos en el riñón o una infección en la vejiga
  • Si estás embarazada
  • Si vas a salir en un día muy caluroso
  • Si vas a hacer ejercicio
  • Si tienes fiebre o gripe
  • Si has estado vomitando
  • Si tienes diarrea

¿Qué hay que beber para hidratarse?

El agua no es la única sustancia con la que podemos hidratarnos. Aunque es esencial beber mucha agua todos los días, también hay otras bebidas y comidas que pueden contribuir. La fruta tiene mucha agua y aunque ya sabemos que comer fruta es muy saludable, también es una buena forma de aporta líquido a nuestra dieta. La sandía, por ejemplo, es un 90% agua y, por tanto, una buena fuente para hidratarse. Las naranjas, pomelos y melones, como el cantalupo o el melón chino, también son un ejemplo. Las verduras, aunque no tengan tanta agua como la fruta, pueden ser una fuente importante de agua rica en nutrientes. Puedes probar el apio, el pepino, los tomates, los pimientos verdes o la lechuga romana. Hay un montón de fuentes de agua ocultas en nuestra dieta. Para encontrar agua en estos alimentos, busca en la avena, en el yogur, en la sopa y en los batidos o granizados.

Además de beber agua, la leche es otra opción para hidratarse. Los refrescos, incluso los light, aunque no tengan buena reputación debido a su valor nutricional, pueden ser una buena forma de hidratarse. Los zumos y las bebidas energéticas también son muy hidratantes (puedes reducir su alto contenido calórico diluyéndolas con agua).

El café y el té también son una opción. Muchos creían que deshidrataban, pero se desmintió ese mito. El efecto diurético no afecta a la hidratación.

Por otro lado, el alcohol es el mayor responsable de la deshidratación. Pero si quieres beber alcohol, acuérdate de tomar un vaso de agua por cada bebida alcohólica que consumas. Es mucho mejor para el cuerpo y ayuda con la resaca del día siguiente; de hecho, el dolor de cabeza es un signo de deshidratación.

Fuente de Imagen 1
Fuente de Imagen 2
Fuente de Imagen 3
Fuente de Imagen 4
Fuente de Imagen 5
Fuente de Imagen 6

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *