Efectos de los Videojuegos sobre el Cerebro y el Comportamiento

Los videojuegos, especialmente entre los adultos, han ganado una reputación cada vez más marcada por embrutecer a los niños en la sociedad de la actualidad, pero nos quedan varias dudas: ¿y si esta percepción no es la más acertada? ¿Acaso es posible que los videojuegos tengan en realidad un efecto positivo en las personas que los juegan regularmente? ¿es que son buenos? o ¿es que en realidad son malos?

Bueno, estudios parecen confirmar uno o lo otros, por una parte concluyen que los videojuegos influencian y favorecen la agresión y un comportamiento antisocial y por la otra, estudios se enfocan en el desarrollo cognitivo a causa del tiempo invertido en estos. Es un tema que sigue siendo controversial pues es casi imposible escuchar a un padre decirle a sus hijos que pasen más tiempo matando a sus enemigos en pantalla a menudo.

videojuegos

Videojuegos puede ayudar el cerebro

Es importante tomar en cuenta otras evidencias : un estudio publicado recientemente por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch en Melbourne reveló que la televisión y los videojuegos pueden traer consigo problemas emocionales y comportamentales en niños entre 8 y 9 años de edad. Se piensa que los niños en estas edades son muy sensibles debido al desarrollo biológico, psicológico y emocional por el que se atraviesa en la infancia tardía, destacando los varones puesto que estos son más propensos a tener problemas conductuales y emocionales cuando juegan videojuegos dos horas diarias en promedio.

Sin embargo debido a lo que se conoce como “pánico moral” numerosos estudios e investigaciones se han enfocado solamente en los cambios de comportamiento y los efectos negativos en los niños. Las implicaciones negativas tienden a sugerir que los videojuegos causan un aumento en el comportamiento agresivo, el aislamiento social y a la exposición a valores incorrectos. Como ejemplo de este último está la representación de las mujeres como damiselas en peligro que muestran personalidades sexualmente provocativas.

Videejuegos

GTA V

Los estudios no se enfocan en la gran cantidad de beneficios que traen esta actividad de recreación. No es que estemos recomendando pasar horas y horas jugando Xbox, es que algunos videojuegos pueden resultar realmente beneficiosos en el desarrollo de los niños. Los juegos de video pueden mejorar ciertas funciones cognitivas. Según un estudio conducido por C. Shawn, psicólogo de la Universidad de Wisconsin, los videojuegos pueden resultar beneficiosos para las funciones cognitivas de los adolescentes puesto que cambian la estructura del cerebro de la misma manera en que lo hace tocar el piano, identificar la ubicación en un mapa y aprender a leer. La combinación de la concentración y las oleadas de neurotransmisores fortalecen los circuitos neuronales que forman el cerebro. Además, promueven una motricidad más eficaz, un razonamiento más rápido y precisión.

La evidencia sugiere que los niños que pasaron menos de un cuarto de sus horas de vigilia jugando videojuegos mejoraron en la resolución de operaciones matemáticas como divisiones, sin que la exactitud se viera afectada. Los juegos de video mejorarán sin duda alguna la toma de decisiones de tus niños. Este estudio ha encontrado que jugadores adolescentes tomaron decisiones en un 25% más rápido, sin que la exactitud se viera afectada. Los adolescentes que son jugadores expertos pueden tomas decisiones y llevarlas a cabo 6 veces por segundo; esto es cuatro veces más rápido de lo normal.

Videojuegos ¿buenos o malos?

Dejaremos que ustedes decidan. Lo que parece evidente es que horas y horas de exposición a videojuegos son perjudiciales para la salud en desarrollo de un niño. Sin embargo lo que la mayoría de los adultos ignora es que invertir un poco de tiempo en estos juegos puede traer una gran cantidad de beneficios. El pánico que rodea a los videojuegos les da una mala reputación, pero es solo ahora que contamos con la evidencia suficiente que sugiere que estos aumentan el desarrollo cognitivo y la toma de decisiones. Es quizás tiempo de que los padres dejen de contarle a sus hijos como pasaban horas y horas jugando y corriendo fuera al aire libre solo para evitar que sigan jugando videojuegos y de que acepten lo que científicamente ya se ha demostrado: algunas horas de videojuegos pueden ayudar al desarrollo cerebral.

 

Fuente de Imagen 1
Fuente de Imagen 2
Fuente de Imagen 3
Fuente de Imagen 4

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *