Nueve competencias importantes que debemos enseñarles a nuestros niños [primera parte]

Nuestros niños son parte de la primera generación en la historia en crecer en un mundo en el que el internet siempre ha existido. La mayoría de ellos aprenden a utilizar un iPhone incluso antes de aprender a hablar y hasta puede que te den una mirada confusa cuando les hablas de VCRs (magnetoscopios), máquinas de escribir y bíperes.

De muchas maneras su generación tendrá un potencial increíble y la habilidad de crear cosas y sobresalir en aspectos que ni siquiera existían cuando éramos niños. Probablemente puede que creen tecnología que ni siquiera somos capaces de imaginar; los coches y casas con paneles solares puede que sean obras de su ingenio. Puede que ellos nunca experimenten esa sensación de estar completamente perdido mientras conducimos a algún lugar sin la ayuda de un GPS, teléfono móvil u otros medios de localización a parte de un mapa físico.

Todo esto es increíble pero una de los aspectos negativos de esta “generación de aplicaciones” es que muchos de nuestros niños están alcanzando la adultez sin algunas de las competencias básicas para la vida, las cuales no podrán obtener mediante aplicaciones o aprender usando solo el Facebook.

Nueve competencias que debemos enseñarles a nuestros niños

Muchas veces me pregunto lo que pensaría la generación de mi abuelo de la generación de nuestros niños hoy en día. Cuán diferente sería mirar a un chico de 19 años de esa época y a un chico de 19 años de hoy en día. Me imagino que el chico de la generación de mis abuelos sobresaldría con sus habilidades prácticas y académicas y que el chico de nuestra generación del presente sobresaldría, por supuesto, en la tecnología.

Puedo decir, con cierta certeza, que adultos jóvenes de generaciones pasadas tendrían muchas más de estas habilidades prácticas. A pesar de que la tecnología nos brinde un sinfín de beneficios no deberíamos dejar atrás ni olvidar estas habilidades básicas tan importantes:

1. Cocinar

Niños que cocinan

Estadísticamente hablando, todos cocinamos mucho menos que hace algunas décadas y tendemos a comer fuera más a menudo. Esto es cierto para los grupos etéreos que van a la secundaria y la universidad, quienes normalmente no tienen el tiempo, el espacio ni las habilidades suficientes para cocinar.

Mis abuelos hablaban de una época en la que casi todas las comidas eran cocinadas en casa. Las comidas fuera eran otra cosa, y la mayoría no dependía en el sistema escolar para la comida. Estadísticamente las personas eran más delgadas y saludables en esa época. Claro está que muchos factores están relacionados a esto, pero expertos advierten a menudo que comer fuera está relacionado con la obesidad y otros problemas de salud.

Todos nosotros tenemos que comer, y la mayoría de nosotros comeremos varias veces al día. Cocinar es una de las habilidades más útiles que le podemos enseñar a nuestros niños y la mayoría de ellos realmente disfrutan aprender a hacerlo. Yo pasé algunos meses enseñando a mis niños a cocinar y ahora son ayudantes de cocina muy capaces y están siempre dispuestos y aún más, ellos mismos cocinan comidas enteras sin ayuda alguna.

Recomiendo este curso en línea con vídeos dirigidos a niños de todas las edades para que aprendan a cocinar. La “Sra. Kimball” (una profesora oficial) enseña desde lo más básico a lo más avanzado a niños de todas las edades. (Si el curso no admite nuevos miembros asegúrate de ponerte en la lista de espera pues te mandará  sugerencias geniales para los niños mientras esperas para acceder al curso).


2. Natación

Niños que nadan

Esto no es tan útil como cocinar pero puede salvar la vida de ser necesario algún día. La natación recreativa o los grupos de nada pueden resultar realmente divertidos y una excelente forma de ejercitarse para los niños que disfrutan el contacto con el agua. Incluso para los que no lo disfrutan puede resultar beneficioso, sin dejar por fuera la habilidad de estar seguro en agua.

Muchos lugares ofrecen lecciones de nado, y aunque esta no sea una habilidad muy practicada, es una elemental para la supervivencia de ser necesario.


3. Presupuesto

Gastar el dinero

Mientras pasaba los canales de la televisión me topé con una película en la que la protagonista es una adicta a las compras, una shopaholic. Sin importar las deudas que tiene de miles de dólares sigue comprando y una de las razones por las que se metió en tantos problemas fue porque no entender que las tarjetas de crédito no son solo dinero gratis, sino también un préstamos con intereses altos.

Muchos adultos no tienen la más remota idea de sus finanzas y gastos. Un 38% de adultos de Estados Unidos afirman tener una deuda de algún tipo, con un promedio de alrededor de $5,000.

Enseñarle a los niños los principios básicos de presupuestos y finanzas les enseñará por su parte a monitorear y a no gastar más de lo que deben es una forma de ayudarlos a evitar estas trampillas. Programas en línea como Mint hacen de este proceso uno simple y así los niños pueden empezar a aprender como gestionar sus finanzas mucho antes de que vivan solos. Puede que incluso algunos de nuestros niños sean los legisladores del futuro que por fin equilibrarán  el presupuesto federal.

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3

 

One thought on “Nueve competencias importantes que debemos enseñarles a nuestros niños [primera parte]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *