Caminar rápido beneficia a su cerebro

¿Caminar previene la pérdida de volumen su cerebro?

En un estudio retrospectivo, los investigadores observaron los hábitos de ejercicio de 299 personas mayores con una función cerebral en estado normal. Nueve años más tarde,  examinaron sus cabezas usando MRI (resonancia magnética) para medir el tamaño y volumen de su cerebro. Cuatro años más tarde, pusieron a prueba su memoria y conocimiento.

¿Cuáles fueron los resultados? Los individuos mayores con buena salud que caminaban entre 9 y 14 km a la semana presentaban mayor cantidad de materia gris respecto a aquellos que caminaban menos –o que no caminaban. La materia gris es la parte del cerebro asociada con la inteligencia y el conocimiento superior. Una mayor cantidad de materia gris se relaciona con una mejor función cognitiva.

Aunque caminar hasta 14 km por semana conserve la materia gris y prevenga la pérdida de volumen cerebral en este estudio, caminar más kilómetros no ocasionaba beneficios adicionales.

Por lo tanto, parece existir una ley de los rendimientos decrecientes cuando se refiere a caminar y a la salud cerebral.

¿Caminar preserva la memoria y la función cognitiva?

Los individuos que caminaban entre 9 y 14 km a la semana, no solo tenían más materia gris, sino que también esa materia gris ayudaba a mantener su función cognitiva y a preservar la memoria. Los caminantes asiduos tienen la mitad de riesgo de padecer problemas cognitivos y deterioro de la memoria. Sorprendente para caminar tan solo 1’6 km al día.

Prevenir la pérdida de volumen cerebral y salvar el cerebro caminando.

¿Qué significa esto? Pasear a un alto ritmo -1’6 km al día- ayuda a preservar la materia gris y a prevenir la pérdida de volumen cerebral. ¿Quién no haría eso? Una persona promedio camina cerca de cinco kilómetros por hora, lo que se traduce en una caminata de veinte minutos diarios – y si lo haces en el exterior, obtendrás también vitamina D.

¿Conclusión? No desestimes el poder del caminar. Es un gran aliviador de estrés que puede, igualmente, salvar el cerebro.

fuente de imagen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *