Bienestar emocional. Aprender a disfrutar la soledad

A muchas personas la idea de imaginarse solas les aterra, el pensarse en esa situación puede parecerles frustrante y llenarlas de sentimientos de tristeza, pero… ¿será que tenemos una idea errónea de la soledad?

Desde pequeños nos enseñan a relacionar las cosas de la vida. Por ejemplo los colores: el rosa va con las niñas, el azul con los niños y el amarillo es neutro, así como el blanco es pureza y el negro para algunos, se asocia con la muerte (para mi mi color favorito). Bueno, asi en algo tán sencillo como los colores también pasa con las emociones y algunas situaciones. Tenemos una percepción de la soledad la cual hemos aprendido a lo largo de nuestras vidas. Por ejemplo, que la soledad se asocia con la soltería (en estos casos cuando rebasas los 30 y no tienes pareja) o algunos la pueden asociar con depresión, introversión y falta de autoestima; en pocas palabras algo que prefeririamos evitar, pero no todo es color de rosa y debemos aprender a “switchear” y verle el lado bueno. Los momentos de soledad muchas veces son el escalón que necesitamos para pasar al siguiente nivel.

Cuando estamos acostumbrados a la compañía de alguien que por algún motivo se ha ido de nuestro lado nos sentimos solos y algo perdidos, pero es necesario vivir el duelo así como también lo es el sobreponerse a las circunstancias sacando la fuerza interior y está dentro de uno mismo la capacidad de convertir esa dificultad en una oportunidad para conocernos y aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Aquí dejo una lista de actividades que me vienen a la cabeza y me parecen excelentes y estimulantes y para hacer solo alguna vez en tu vida:

  • Cambia de lugar! Muevete, reinventate en otro lugar lleno de nuevas experiencias.
  • Viaja! Todos te lo recomendarán, pero viajar solo es otro boleto, reflexionarás y te encontrarás, de vez en cuando es bueno perderse…
  • Sal de tu zona de confort. Mucha veces, cuando cres que ya no hay salida las ideas de iniciativa vienen fugazmente, no las dejes ir!
  • Quedate solo y contempla a tu alrededor. Harás conciencia de las cosas que suceden alrededor tuyo y te darás la oportunidad de asumir quién eres, dónde estás y por qué estás ahí.
  • Leé. La lectura endulza y llena el alma, inténtalo y adentrate en ella, una vez que te guste no querrás dejarla nunca.
  • Concientete. Para algunos el simple hecho de disfrutar un café a solas por la mañana les puede cambiar para bien su día. Una técnica divertida es la Peliterapía, esa pelicula de principios del 2000 que te encantaba te puede traer inmensos recuerdos que te pongan la piel chinita.
  • Trabaja mucho y en lo que amas. No es aburrido creeme, además llena de satisfacción.
  • Haz una lista de cosas por hacer. Las que mas te gusten. ¿Alguna vez pintaste o dibujaste o no lo hiciste pero dentro de ti sentías que podrías tener esa cualidad?, ¿qué estás esperando para intentarlo? Una vez que estas solo tendrás mas tiempo para estar enfocado en ti y en tu felicidad.

Por puntuar las mas importantes para mi punto de vista, aunque sin duda cada quien conoce sus propios intereses. La idea es que encuentres la soledad como un punto de partida para nuevos horizontes y experiencias,

Bueno, después de todo no esta nada mal un tiempo a solas…

Wild (film), 2014

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *